Sección de Prensa

Comunicados de Prensa

Galería de Fotos
Mensajes

28 de octubre de 2013

InicioPrensa

DRUG COURT CAROLINA REHABILITA VEINTE CIUDADANOS

Una veintena de participantes del Programa Drug Court en Carolina recibieron una segunda oportunidad al cumplir con los requisitos de la Sala Especializada en Casos de Sustancias Controladas. La vista de sobreseimiento fue presidida por el Juez Administrador de la Región Judicial y Coordinador de la Sala Especializada en Casos de Sustancias Controladas, Hon. Alberto Pérez Ocasio. Se llevó a cabo el miércoles 23 de octubre de 2013 en la sala 205 del Centro Judicial de esa ciudad.

La actividad contó con la participación especial de Edwin Rodríguez Morales, el primer boricua que entrena en las Grandes Ligas y dirigente del Equipo Nacional de Puerto Rico durante el "World Baseball Classic".

Entre los graduados hay dos estudiantes de enfermería, un estudiante de electricidad y un estudiante de inglés conversacional. También componen el grupo un instalador de torres de comunicación, un supervisor del área de cocina de un hotel, un gerente de porteadores de periódicos, un agricultor, dos líderes de Hogares Crea y dos músicos.
Este grupo de participantes se destacó por su sensibilidad al participar de la reconstrucción de una residencia del programa de vida independiente de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA).

Las Cortes de Drogas son un Programa de la Rama Judicial que busca lograr la rehabilitación de los participantes y así reducir la reincidencia criminal relacionada al uso y abuso de sustancias controladas. Funcionan bajo el enfoque de la denominada justicia terapéutica, que implica la formulación de un plan de tratamiento con la participación de las agencias y organismos involucrados bajo la dirección y supervisión del juez o jueza.

Existen Cortes de Drogas en los Centros Judiciales de Arecibo, Caguas, Carolina, Ponce, San Juan, Bayamón, Guayama, Mayagüez, Humacao y Fajardo. Para ingresar al programa los (las) participantes tienen que cumplir con los siguientes requisitos: haber sido acusados de un delito no violento, tener un problema de adicción a drogas identificado, manifestar interés y disposición a recibir tratamiento, cumplir con las condiciones de la probatoria especial y poseer, si alguno, un historial criminal limitado y no violento.