Sección de Prensa

Comunicados de Prensa

Galería de Fotos
Mensajes

Artículo 4-6: Departamentos ejecutivos.

InicioLeyes / Constitución / Artículo 4-6: Departamentos ejecutivos.

Texto de los Estatutos

Sin perjuicio de la facultad de la Asamblea Legislativa para crear, reorganizar y consolidar departamentos ejecutivos de gobierno, y para definir sus funciones, se establecen los siguientes: de Estado, de Justicia, de Instrucción Pública, de Salud, de Hacienda, de Trabajo, de Agricultura y Comercio y de Obras Públicas. Cada departamento ejecutivo estará a cargo de un Secretario de Gobierno.

Anotaciones

HISTORIAL

Cartas Orgánicas de 1900, secs. 18, 19 y 21 a 25; 1917, arts. 13 a 20, 22 y 37.

Agricultura, redenominación del Departamento de Agricultura y Comercio a tenor con el art. IX, sec. 8 de la Constitución.

Asuntos del Consumidor, véase la sec. 341a del Título 3.

Comercio, véase la sec. 432 del Título 3.

Recreación y Deportes, véase la sec. 442b del Título 3.

Recursos Naturales, véase la sec. 152 del Título 3.

Servicios contra la Adicción, véase la sec. 401a del Título 3.

Servicios Sociales, véase la sec. 211a del Título 3.

Trabajo y Recursos Humanos, redenominación del Departamento de Trabajo, véase la nota bajo la sec. 301 del Título 3.

Transportación y Obras Públicas, redenominación del Departamento de Obras Públicas, véase el Plan de Reorganización Núm. 6 de 1971 bajo la sec. 414 del Título 3.

Vivienda, véase la sec. 441a del Título 3.

Sueldos de los Secretarios, véase la sec. 34 del Título 3.

ANOTACIONES


Análisis

  1. Delegación de funciones. Es cosa admitida que el jefe de un departamento puede delegar en sus subalternos funciones de administración departamental interna; en efecto no puede esperarse que el jefe de una agencia pueda cumplir su función ejecutiva de otro modo. Op. Sec. Just. Núm. 22 de 1959.

  2. Facultades. Los organismos administrativos dependen por completo de los estatutos que les dan vida, los cuales reglamentan su funcionamiento y establecen y limitan sus poderes; por tanto, sólo pueden ejercer los poderes que les han sido conferidos expresamente por su ley orgánica y aquéllos implícitos que sean razonablemente necesarios para llevar a cabo los conferidos expresamente. (Reiterando el criterio expuesto en las Opiniones del Secretario de Justicia Núm. 1982-2; del 21 de junio de 1977, no publicada, y Núm. 1973-31.) Op. Sec. Just. Núm. 7 de 1983.