Logo

Rastreo o Interceptación de Llamadas

  • Inicio / Servicios/ Rastreo o Interceptación de Llamadas
  • La interceptación de comunicaciones telefónicas está prohibida por la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico. La Constitución reconoce el derecho de todas las personas que hacen llamadas telefónicas a que ni el Estado, ni persona alguna se inmiscuya, escuche, se entere o divulgue las comunicaciones telefónicas por cualquier medio.

    Ahora bien, ese derecho es renunciable. Se ha reconocido que una persona que recibe llamadas anónimas que perturben su tranquilidad o que menoscaben su derecho a la intimidad puede renunciar a su derecho y pueda solicitar que su teléfono sea interceptado con el propósito de determinar la procedencia de las llamadas y, por ende, identificar al autor o a los autores de las mismas.


    1. Petición

    La persona a nombre de quien esté el contrato de servicio telefónico debe acudir a la fiscalía a los fines de llenar un formulario de petición. En el formulario la persona peticionaria realizará una renuncia a su derecho constitucional a que no se intercepten las llamadas, y expondrá las circunstancias y los hechos que justifican la interceptación. Expresará, además, el período de tiempo durante el cual interesa que se intervenga con las comunicaciones telefónicas. La persona peticionaria en su petición también podrá solicitar que se ordene a la compañía telefónica a informar cuales son los números telefónicos desde donde se han realizado llamadas telefónicas a su teléfono, en determinado período de tiempo. Una vez autorizada la petición por el fiscal, la persona peticionaria debe juramentar el formulario ante un notario público autorizado o la Secretaria del Tribunal.

    2. Orden Judicial

    Una vez juramentada la petición, la persona que interesa el rastreo o la interceptación de llamadas, deberá presentar la petición en el tribunal que corresponda a su lugar de residencia. Deberá acompañar con su petición las facturas telefónicas. Una vez presentada la petición la persona comparecerá ante un juez o jueza quien emitirá una orden de proceder la misma. Esta orden sólo permitirá detectar la procedencia de las llamadas. La grabación del contenido de las llamadas está prohibida. La orden dispondrá, además, el período durante el cual se interceptarán o rastrearán las llamadas telefónicas, de conformidad con lo solicitado en la petición.

    3. Procedimientos posteriores

    Al obtener la orden, la parte interesada deberá gestionar el cumplimiento de la misma al presentarla en la Oficina de Servicio Telefónico que corresponda. Allí le explicarán como se llevará a cabo el procedimiento. Luego de presentar la orden, se procederá al cumplimiento de la misma, según esta indique.