Sección de Prensa

Comunicados de Prensa

Galería de Fotos
Mensajes

Consulta a la Ciudadanía

Usted esta aquí: InicioSistema de Tribunales / Tribunal Supremo / Comisión Futurista / Consulta

Un total de 500 personas - ciudadanos, ciudadanas, jueces, juezas, abogados, abogadas, procuradores, procuradoras, policías, trabajadores o trabajadoras sociales, personal de secretaría, alguaciles, alguacilas, acusados, acusadas, menores intervenidos e intervenidas y víctimas del crimen - tomaron parte en el ejercicio de participación ciudadana más abarcador sobre la rama judicial.

La consulta, realizada a través de grupos focales, tuvo el propósito de identificar la percepción sobre los tribunales, la concepción de un sistema de justicia ideal y las expectativas de cambio.

El ejercicio produjo el siguiente consenso:

  • Puerto Rico enfrenta un futuro de crisis general y el presente se percibe negativamente. No se visualiza futuro alguno que no sea una proyección agravada del presente.

  • Las dificultades económicas, los asuntos relacionados con la conducta social y un sentido de desamparo ciudadano son los problemas que presagian para los consultados un futuro cada vez más negativo.

  • Las fuerzas llamadas a encauzar la vida económica y social son la familia y el gobierno, pero la familia se encuentra afectada profundamente por todo tipo de personas y se percibe al gobierno como incapaz, carente de compromiso social y corrupto.

  • Los medios de comunicación son vitales a la buena marcha de los asuntos colectivos, pero alientan litigios y controversias, contribuyendo así a la discordia social y exacerbación de problemas en Puerto Rico.

  • Los tribunales son el bastión de la democracia y el único lugar a donde acudir en busca de remedio. Son la esperanza de que prevalezca un orden básico en el país y asumirán irremediablemente responsabilidades que antes eran de la familia y otras instituciones.

  • Los tribunales cuentan con tres fortalezas: la fe básica de los puertorriqueños en ellos, la honradez de los jueces y la independencia judicial.

  • Sus dificultades principales son la falta de recursos presupuestarios, la lentitud en los procesos judiciales y la erosión de la independencia judicial.

  • Hay una serie de impedimentos a la consecución de justicia a tiempo y para todos. Destacan la escasez de representación legal adecuada para los indigentes y para los menores.

  • Se perciben diferencias en el trato en función de la base socioeconómica.

  • El acceso a la justicia está limitado por falta de información básica para las partes y por la lentitud de los procesos judiciales.

  • La población carece de un entendimiento básico sobre el sistema de justicia.

  • Parte de la judicatura presenta estilos de arrogancia, prepotencia y actitudes grandiosas.

  • Hay un enfoque equivocado en el manejo de la criminalidad mediante el cual hay una criminalización exagerada de la conducta y una ausencia de oportunidades de rehabilitación.

  • Se necesita un sistema que permita evaluar el funcionamiento de la rama judicial